Saltar al contenido

¿Cómo hacer un juego de arroz?

Y aquí me enamoré mucho más de la oportunidad de jugar y estudiar con Sebas. Esto sucedió tras 11 meses. Y te aseguro que es una actividad increíblemente simple de realizar y los desenlaces son pasmantes! No solo lo hermoso que es este arroz arcoíris (¿puedes decirme que no es adorable?), sino más bien lo entretenido que lo halló Sebastian. Entre los colores, su capacidad para agarrar bastante grano con los puños y el sonido que hacían al caer, su interés por esta actividad era delirante… ¡Te has ganado un espacio favorecido en nuestros corazones, arroz de colores!

Tal y como si eso no fuese bastante, la diversión no debe finalizar ahí. Este arroz arcoíris es muy simple de almacenar a fin de que la diversión se logre reiterar en tantas ocasiones como deseéis, madre/padre y también hijo. Como ahora van a saber, y pienso que lo he citado antes, los bebés de manera frecuente tienen una aptitud de atención limitada por el hecho de que están conociendo el planeta, aprendiendo todo cuanto les circunda y de qué manera se utiliza. Solo con los elementos en casa, acostumbran a recibir mucha estimulación. De ahí que dejan las cosas con sencillez y van a buscar a otros. Conque no te sientas mal si tu interés por la actividad dura unos minutos. En mi caso, esta fue la primera oportunidad que conseguí sostener a Sebas feliz y atento a una actividad a lo largo de 30 minutos (¡Siiiiii!)… y podría ser mucho más, pero era hora de empezar su rutina de reposar: comida, baño. , cuento, mimos… ahora reposar!.

De qué forma hacerlo y emplearlo

Poner el arroz de colores en la bandeja o envase de plástico. Tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo mediante colores o mezclándolos todos y transformándolos en una bandeja de arcoíris. En este último caso, lo idóneo es que se oculten los “bienes” y ellos los descubran. Si escoges llevarlo a cabo con los colores pedidos, únicamente debes instalarlos en el orden que gustes y poner los moldes sobre la área.

Hecho esto, solicitaremos a los mucho más pequeños que oculten los bienes a fin de que no tengamos la posibilidad hallarlos. Lógicamente, no vamos a poder localizarlos y les solicitaremos asistencia para llevarlo a cabo. El propósito de esta actividad es que desarrollen el aspecto sensorial, la movilidad fina y la aptitud de hallazgo manipulando el arroz del envase y los moldes que tiene dentro. Pero, aparte del propósito primordial, te recomendamos que juegues con ellos y aproveches la actividad para revisar o ingresar a los mucho más pequeños en los colores, para beneficiar su avance oral pidiéndoles que expliquen qué hacen, qué hacen los colores. ellos ven, etcétera

Diseños alternos

Si ahora hiciste uno de tus balones y en este momento deseas evaluar con otro diseño, no tengas dudas, te aconsejamos ciertos. Con un rotulador indeleble vas a poder efectuar distintas dibujos en tu bola, aun lograras explotar los distintos colores de los globos para procurar dibujar pequeños animales. A los pequeños indudablemente les encantará esta parte.

Asimismo puedes explotar las boquillas y cuellos que te sobran, y utilizarlos para adornar tu bola. Debes cortarlas en tiras finas y envolver con ellas tu bola, va a quedar muy vistosa y además de esto muy fuerte.

Receta una actividad de fuerza de pellizco y agarre

Emplea arroz para desarrollar esos pequeños músculos. Apretar el arroz con las dos manos es un ejercicio de agarre con un ingrediente táctil. Deje que el arroz se deslice entre sus dedos y de una mano a otra con un «embudo de mano» (¡mire el vídeo para poder ver esto en acción!). Es una enorme forma de trabajar en el avance del arco en las manos. Dirija el agarre de pellizco pulsando el arroz entre los dedos y los pulgares. Asimismo puede emplear el agarre de las pinzas para pellizcar y desplazar piezas particulares de arroz. Existen muchas maneras de usar este simple cuadro de arroz en las ocupaciones anteriores a la escritura. A los pequeños les encantarán los juegos libres que no se sientan como un ejercicio de escritura.

Punto por punto

1. Pone a tu bebé en un espacio cómodo donde logre jugar. Puede ser una parte del piso que está limpio.

2. Dale el envase de plástico lleno de arroz y pone las tapas de plástico dentro.