Saltar al contenido

¿Qué hacer con mi hija de 10 años?

8 Ocupaciones para divertir a tu hijo o hija en el hogar Manualidades. Jugando a las cartas. Acampar en la habitación. Datas de juego virtual. Noche de cine en el hogar. Día de cocina. Juega Twister. Picnic.

Agrandar su vocabulario

Algo que hay que educar a un niño de 3 años es agrandar su vocabulario. Durante esta vida acostumbran a estar expuestos en la escuela a un sinfín de expresiones distintas que los instructores introducen con las clases, pero asimismo merced a sus nuevos compañeros que aportan un género de vocabulario para la clase. Hay varias cosas que puedes llevar a cabo para agrandar tu vocabulario.

Les charla bastante. Explícale lo que haces (por servirnos de un ejemplo, en el momento en que cocinas o trabajas) y lo que haces con él (con la sartén, con el teclado de la PC). Otra increíble forma de asistirlos a agrandar su vocabulario es leerles muchas historias. A esta edad deberíamos esmerarnos bastante en leer por lo menos un cuento cada día, si bien lo idóneo sería leer un cuento por la mañana, otro por la tarde y otro durante la noche.

La clave: trabajar las responsabilidades

A fin de que esto resulte posible y que los pequeños logren cultivar buenos hábitos, es primordial tener responsabilidades. Para esto, se tienen que hacer hábitos en la vivienda y se tienen que tener en consideración los hábitos de los pequeños todos y cada uno de los días a fin de que logren continuar reglas y limitaciones. Siempre y en todo momento con congruencia y sabiendo su honestidad y también intereses. Hay que ser maleable y estable al tiempo, sin caer en la tolerancia ni en la especialidad punitiva.

Para iniciar, las responsabilidades tienen que incorporarse en el hogar a fin de que los pequeños empiecen a adecentar su dormitorio, poner y eliminar la mesa, lavar los platos, realizar la cama, etcétera. Deberán ser causantes de las tareas del hogar que logren efectuar en función de su edad. Una vez hayan terminado sus tareas asignadas (y jamás antes) van a poder tener permisos como jugar, tener la tablet un rato, salir, etcétera.

Consejos

  • Escoja el instante conveniente. Lo idóneo es disciplinarlo justo después de la acción que quiere corregir.

  • Centrarse en el accionar. No generalices, tienes que charlar del inconveniente concreto. No debes etiquetar diciendo «siempre y en todo momento lo mismo» o cosas por el estilo.

  • No lo amedrentes. No le temas ni le amenaces. Tómatelo para pensar y razonar.

  • Infórmale de las secuelas de sus acciones. Explíquele que todo accionar tiene consecuencias, que en ocasiones tienen la posibilidad de ser negativas y herir a otra gente.

  • Jamás compares su accionar. En el momento en que corrija, concéntrese en la acción negativa de su accionar y no lo compare con otros pequeños.

  • Impide insultos y chillidos. Para un niño, el llanto de sus progenitores es señal de que dejó de quererlo y de que no es tan bueno como aguardaba.

  • Sea siempre y en todo momento consistente. No va a ayudar si un día lo reprendes por abusar de su mascota y al día después le dejas llevarlo a cabo.

  • Escucha atentamente. ¿Ofrecerle la posibilidad de argumentar por qué razón lo hiciste? Le va a ayudar a tomar posesión de su accionar y estudiar a admitir sus fallos.

  • No te distancies emotivamente. Aun si está enojado por su accionar y lo amonesta, hágale entender que todavía lo quiere y que es esencial para usted.

  • No pierdas la tranquilidad. Tómese unos minutos para relajarse, respire intensamente y después hable con su hijo con un tono estable pero relajado.

Escoge el instante conveniente. Lo idóneo es disciplinarlo justo después de la acción que quiere corregir.

Los límites que se tienen que entablar para los pequeños de esta edad han de ser claros y concisos por medio de la comunicación, entre ellos:

1) Empleo de internet: ¿los pequeños o pequeñas forman parte en el planeta de internet, ha de ser con el apoyo de representantes, así sea en la participación de mundos virtuales como juegos on line, comunidades como fb, chat on line, entre otros muchos. Los progenitores de familia tienen que entender a los compañeros de clase de sus hijos en el salón de clases, de la misma forma, tienen que entender a los amigos virtuales que tienen, con la intención de eludir que el niño o pequeña maneje información inadecuada de otros que logre dañar su avance psico-afectivo. Del mismo modo, tienes que saber qué género de relación estableces con tus compañeros en las comunidades, entendemos que hoy en día hay casos de ciberacoso y tienes que estar atento si un compañero, amigo o tu hijo en un caso de ciberacoso o es uno. quienes promueven estos actos de crueldad mediante internet.

2) Comunicación incesante: la comunicación incesante pertence a las herramientas en las que mucho más se cultivan los progenitores o representantes, con el objetivo de sostener el hábito de la comunicación. En esta etapa, el niño o pequeña a veces no expresará su irritación o enfado, pero en el momento en que esté listo para llevarlo a cabo, lo va a hacer con un individuo de su seguridad que van a deber ser sus progenitores o instructores, a quienes se les ha enseñado anteriormente para hacer llegar su. irritación, alegría, tristeza y también furia.